Una experiencia
para viajeros

CONSEJOS Latitud

Para un camino seguro

Minimizar los riesgos es tarea de todos

Latitud Tenerife no es una experiencia para todos los públicos. Tal como transmite nuestro eslogan «Una experiencia para viajeros» se trata de un camino aconsejado sólo para aquellos que están habituados a la práctica del senderismo y a desenvolverse en el medio natural.

La experiencia está principalmente diseñada para practicantes de senderismo de nivel medio y avanzado (nunca básico). No se permite la participación de niños, siendo la edad mínima recomendada 16 años. Los menores de edad deben ir siempre acompañados y bajo la responsabilidad de un adulto. Por cuestiones básicas de seguridad no se recomienda hacer la travesía a personas de manera individual. Se recomienda especialmente para parejas, familias (con jóvenes de más de 16 años) y grupos.

Para realizar esta travesía hay que tener conocimiento de progresión, seguridad y orientación en montaña. Es imprescindible el uso de GPS. El uso de este dispositivo junto con el libro de ruta son elementos imprescindibles para garantizar la consecución del reto.

Tenemos un firme compromiso con la seguridad y la sostenibilidad. Por esta razón es fundamental advertirte de que en la naturaleza no existe el riesgo cero, aunque si podemos adoptar todas las medidas necesarias para poder minimizarlo.

Minimizar los riesgos hasta quedarnos en una zona de riesgos aceptables y/o asumibles es tarea de todos: Nuestra y tuya.

Desde Latitud Tenerife hemos tenido en cuenta todos los riesgos previsibles en la realización de esta experiencia. Tras su análisis hemos empleado mucho tiempo en aplicar todos los factores que los minimizan para que puedas realizar la actividad con la máxima seguridad.

Nuestra tarea se ha centrado en tres líneas fundamentales:

– La elección del mejor camino posible.

– Mejorar y complementar esta experiencia con nuestra garantía de profesionalidad, a través de nuestra asistencia con el Pack LAT28N.

– La selección de todos los consejos prácticos necesarios para que afrontes tu experiencia con seguridad y confianza.

Latitud Tenerife, se responsabiliza completamente de los usuarios que contraten nuestros servicios, el Pack LAT28N, en la medida de lo ofertado en nuestro portal. Latitud Tenerife no es una fuente de consulta para aquellos que quieran realizar esta experiencia por su cuenta sin contratar nuestros servicios profesionales. Si se diera este último caso, la responsabilidad es exclusivamente de estos usuarios.

Si finalmente decides contratar nuestros servicios,  éstos son nuestros consejos para planificar con seguridad tu experiencia.

La selección del camino

Seguridad y sostenibilidad

La elección del camino más adecuado no ha sido una tarea sencilla. Han sido muchos meses de trabajo contando con el asesoramiento de grandes montañeros y especialistas en senderos de la isla. La decisión final se ha basado en criterios de seguridad y de sostenibilidad.

Hemos desechado la vía más rápida para decantarnos por la opción más segura para el usuario y más respetuosa con el medio natural. Por esta razón prácticamente todo el camino transcurre por senderos y pistas en condiciones óptimas de conservación, promovidos por los órganos de gestión de los distintos Espacios Naturales Protegidos que atraviesa.

De esta manera reducimos al máximo los riesgos que conlleva transitar por senderos y pistas mal conservados y carreteras expuestas al tráfico de vehículos. Aún así es importante citar que durante la travesía es inevitable cruzar en algunas ocasiones la carretera general para pasar de un tramo de sendero o pista a la siguiente.

Con nuestra selección evitamos también el tránsito por zonas frágiles de nuestros espacios naturales en nuestro intento de crear un producto turístico lo más respetuoso posible con nuestro territorio.

Consejos prácticos para el camino

La preparación previa

Tal como ya te hemos comentado la experiencia Latitud Tenerife no es un paseo, por lo que no está exento de dificultades. Sólo se aconseja para aquellos que están acostumbrados a desenvolverse en el medio natural. El sentido común no debe hacernos perder de vista que el esfuerzo que supone una aventura de este tipo requiere de unas condiciones físicas determinadas y que, por lo tanto, es necesaria una buena preparación previa. Recorrer a pie o en bici decenas de kilómetros día tras día no es trivial.

La preparación física es uno de los aspectos más importantes para lograr que el camino sea un éxito. No sólo para tener la satisfacción de haberlo podido finalizar, sino también para disfrutarlo y, así, conseguir que se convierta, posiblemente, en una de las vivencias más gratificantes de nuestra vida.

Una mala preparación, producto de la improvisación, puede obligarnos a abandonar o, lo que todavía es peor, puede convertir cada etapa en un calvario. Sin duda, la mejor manera de prepararnos es practicar previamente en condiciones similares con las que nos encontraremos.

La época del año

365 días para tu aventura

El clima primaveral de la isla hace que cualquier época del año sea buena para emprender la aventura. De todas formas, los meses más invernales (diciembre, enero y febrero) y más veraniegos (julio y agosto) son los menos recomendables, dado que la climatología suele ser algo menos favorable. Algunos inviernos, no todos, El Teide puede estar nevado, con lo que no sería posible su ascenso. En esos casos se ofertará una ruta alternativa en el Parque Nacional del Teide.

Los peligros de la carretera

Se han minimizado al máximo los cruces o marcha por carreteras. Aún así son inevitables. Siempre que andemos por carretera o tengamos que cruzar una, debemos hacerlo con mucha precaución.

Si vas a realizar el camino a pie debes tener en cuenta que el peso de la mochila y el cansancio retardan los movimientos en caso de necesitar una reacción rápida. Además, siempre debemos andar por la izquierda para tener a la vista los coches que circulan más cerca de nosotros, y hacerlo cuanto más alejados de la calzada mejor. Recomendamos en estos puntos ponernos un chaleco reflectante para ser vistos con más claridad por los conductores usuarios de estas vías.

De todas maneras reiteramos que hay pocos tramos de camino que crucen o transcurran por carreteras con tráfico.

Andar de noche

Debemos evitarlo. Las etapas están dimensionadas para poder realizarlas siempre durante las horas de luz solar, pero para ello debemos comenzar siempre muy temprano y llevar un ritmo adecuado. En caso de que por necesidad extrema se termine de noche una etapa debe llevar linterna y chaleco reflectante para que otros usuarios vean claramente nuestra posición.

La alimentación e hidratación

El gasto energético es muy superior al de un día normal de nuestra vida y es necesario compensar esta pérdida con una buena alimentación. Lo más aconsejable es empezar el día con un buen desayuno, a lo largo de la etapa tomar alimentos ligeros y energéticos, y hacer otra comida más fuerte al final de día, una vez acabada la etapa y más descansados. El agua va a ser un aliado principal. Sólo algunas etapas atraviesan pequeños pueblos donde podemos adquirir agua y alimentos, por lo que recomendamos iniciar cada tramo con el alimento y el agua indispensable para alcanzar el final de la etapa.

El Botiquin

Imprescindible en tu mochila

Un botiquín para las salidas a la montaña debería contener: Tijeras, aguja, hilo, pinzas, venda elástica, gasas antisépticas, esparadrapo, guantes, puntos de sutura, manta térmica, silbato, tiritas, suero fisiológico, vaselina, antipicaduras, ibuprofeno, analgésico, crema antiinflamatoria, urbason, betadine, antidiarreico, protector solar y glucosa.

Más recomendaciones específicas para cada modalidad

Más información al contratar nuestros servicios